miércoles, 23 de abril de 2014

Índices acústicos

Cuando hablamos de notas sin ver el pentagrama, hablamos de “el do agudo”, “el sol por encima del do central” o “el la del segundo espacio”. No deja de ser caótico porque si estás hablando con un barítono o con una chelista su do agudo no será el mismo que el de una soprano o un flautista. Al final tienes que dar dos referencias para estar seguros de que estáis hablando de la misma nota.

Para solucionar estos y otros problemas de referencia de notas y frecuencias se usan los índices acústicos. Básicamente, números que indican a qué octava pertenece la nota de la que se está hablando.

No tendríamos problema si manejásemos frecuencias, pero aparte del LA=440 Hz (el del diapasón), creo que los músicos no nos sabemos ninguna otra frecuencia de memoria, así que un número que complemente la información es muy útil.


Índices acústicos según el sistema internacional

El número acompaña a todas las notas de esa octava, si es por ejemplo el Do3 (de la octava 3), las notas siguientes serán también 3: Re3, Mi3, etc hasta llegar al Do4 y entonces empieza la serie de notas 4, y así sucesivamente.

El Do central del piano se llama Do3 para quienes han estudiado con libros o profesores relacionados con la escuela de órgano francesa o belga (los números tienen que ver con los tubos del órgano): es el llamado sistema franco-belga (FB) de notación. La escuela norteamericana asume el Do central como Do4 (C4), llamado sistema científico porque parte del DO0 (do cero) como el primer do audible (una octava más grave que el del piano). Éste es el sistema más internacional.


Do central del piano escrito en distintas claves


Estos son los dos sistemas principales, pero hay muchos otros. Por ejemplo, en el índice Riemann, que adjudica el número uno al do más grave que el oído puede percibir, el do central es Do5. En el de Helmholtz el Do4 es C’ y el Do5, C”, parecido al sistema pedagógico (usado en libros escolares de música), en que las notas de la octava central no llevan ninguna indicación.

¿Cuál usaremos nosotros? Aunque algunos profesores más mayores utilicen el franco-belga, yo os recomiendo que os decantéis por el científico (C4), indicando siempre después del número que el índice que estáis utilizando es el del sistema internacional. Como complemento, podéis aportar a continuación también el franco-belga (C3 FB), como yo hago en la primera ilustración.

Hay que conocer bien estos dos sistemas, pues os pueden preguntar que deis vuestra respuesta en cualquiera de los dos.

Para que podáis practicar un poquito, os dejo este ejercicio que ha preparado Mª José Bourgon, profesora de lenguaje musical en el Conservatorio de Gijón. Advierto de que es un poco más difícil de lo que estamos acostumbrados porque nos preguntan por sonidos en distintas claves y a veces, con la línea de 8ª alta y 8ª baja. Está pensado para alumnas y alumnos de profesional; sin embargo, tenéis las herramientas necesarias y creo que podéis hacerlo bien. :)

En el ejercicio tendréis que escribir el índice acústico correspondiente a cada sonido según el sistema franco-belga. Tenéis que escribir el índice en minúscula y sin espacio entre el sonido y el número. Ejemplo: do3.

¡A por ello!

Indices Acústicos

No hay comentarios:

Publicar un comentario