sábado, 20 de septiembre de 2014

Descubriendo Brundibár

Esta semana nos hemos puesto en marcha en las clases de Coro y Agrupación de 4º con el montaje de la ópera Brundibár, con música de Hans Krása y libreto de Adolf Hoffmeister, que estrenaremos a mediados de junio con la colaboración de la Escuela Superior de Arte Dramático, que nos ayudará a preparar la parte escenográfica e interpretativa y Amalia Ortega, profesora de la Facultad de Bellas Artes, que diseñará el escenario, vestuario, cartelería y programas.

Es un proyecto ambicioso pero muy bonito que esperemos que disfrutéis tanto como vuestros profesores y profesoras hemos disfrutado pensando y preparando para vosotros.

Semana a semana, iremos colgando en el Área de archivos las particellas y archivos de audio que os ayudarán a preparar los ensayos. Muy pronto publicaremos la grabación completa, un planning de los ensayos para que os vayáis organizando y el libreto de la ópera en español. :)




Para ir entrando en materia, os dejamos algo de información sobre la ópera, el contexto histórico en que se compuso y se interpretó, y un breve resumen de su argumento. 


SOBRE BRUNDIBÁR

Brundibár es una ópera compuesta y estrenada en la antigua Checoslovaquia. Este pequeño país de Europa central surgió en 1918 al final de la Primera Guerra Mundial integrado por la República Checa y Eslovaquia. Al igual que otros países de Europa, no escapó a los planes expansionistas de Hitler y fue invadido en 1938. Terezín, antigua guarnición militar, fue convertida en gueto por los alemanes en 1941. Esta pequeña ciudad amurallada funcionó como lugar de tránsito hacia el campo de exterminio de Auschwitz. Sin embargo, la propaganda nazi difundió la idea de “ciudad balneario” a donde se podían retirar los judíos ancianos “con seguridad”. Allí se destinó a la población judía mayor de sesenta años, políticos, artistas y personas de renombre. La visita que realizó La Cruz Roja en 1944 proporcionó a la población del gueto ciertas mejoras en sus condiciones de vida ya que se trataba de dar la impresión de que la ciudad era un paraíso. Para demostrarlo, se filmó la película “El führer regala una ciudad a los judíos”, en la que se podían observar las maravillas de la vida en este lugar. 



LOS NIÑOS DE TEREZÍN INTERPRETAN BRUNDIBÁR 

Brundibár fue representada en Terezín al menos 55 veces por los niños judíos de Terezín. Esta ópera se convirtió en una de la piezas más apreciadas y en cada representación sus entradas eran muy solicitadas y se agotaban rápidamente. El mensaje de que la bondad vence sobre la maldad era una gran motivación para los oprimidos prisioneros, ya que se asemejaba el personaje de Brundibár al de Hitler. Afortunadamente dos factores ayudaron a esta obra a no ser desaprobada por la SS (fuerzas de seguridad nazis):  una ópera de niños e interpretada por niños era vista como algo benigno. ­ Estaba cantada en checo, una lengua extranjera para los nazis alemanes. Por desgracia esto también hizo esta ópera inaccesible para miles de presos de lengua alemana. Pero para todos aquellos que podían entenderla e interpretarla, niños fundamentalmente, así como ir a disfrutar de su puesta en escena, fue una distracción que les inspiraba y alejaba de su lucha diaria.




ARGUMENTO

Dos hermanos, Aninka y Pepicek, tratan de conseguir un poco de dinero para comprar leche fresca para su madre que la necesita para recuperarse de una enfermedad, pero no tienen dinero. Para conseguirlo deciden imitar a Brundibár, el organillero del pueblo. Pero él se cree el amo de la plaza y los echa. En el segundo acto de esta ópera, los niños, después de pasar la noche en la calle, y con la ayuda de un perro, un gorrión y un gato, logran reunir a los demás niños del barrio para cantar juntos, llamar la atención del público, y ganar algún dinero. Todos reunidos, cantan una canción de cuna que roba completamente la atención de la audiencia, dejando a Brundibár sin clientela y le permite a los niños reunir dinero suficiente para comprar la leche. Brundibár, enfurecido de ver que ya no recibía más dinero por culpa de los niños, decide robarles su dinero pero entre todos lo atrapan y logran recuperar lo que habían perdido. Al final, contentos por su victoria, los niños cantan una canción de su triunfo sobre el malvado tirano.


¡Pronto más sobre Brundibár!

3 comentarios: