jueves, 16 de octubre de 2014

Antón Pirulero

Esta semana hemos aprendido un juego en clase para esta canción tan pegadiza que muchos ya conocíais. ¡Y ha sido todo un éxito! Como nos ha gustado tanto, explico cómo se juega para el resto de grupos y os dejo algunas maneras alternativas de jugar por si queréis probar en el colegio con vuestros amigos y amigas.



Antón, Antón, Antón Pirulero,
cada cual, cada cual, que atienda a su juego,
y el que no lo atienda pagará una prenda.



Empezamos con la nuestra:

1. ORGANIZACIÓN. Pueden participar tantas jugadoras y tantos jugadores como deseen. Nos colocamos en forma de corro o rueda, de manera que cada persona pueda ver directamente al resto de participantes. Una de estas personas hará el papel de Antón Pirulero, el resto debe elegir un instrumento de música imaginario y hacer como si lo tocara. 

2. DESARROLLO. Empieza el juego con la canción y, mientras cada persona toca su instrumento musical imaginario, Antón Pirulero no toca ninguno, sino que con el puño cerrado de la mano derecha se da suavemente golpecitos en su mentón mientras todos cantamos: Antón, Antón, Antón Pirulero... En cualquier momento Antón deja de golpearse en el mentón y, súbitamente, sin dejar de cantar, empieza a tocar el instrumento que está tocando otro de los jugadores. En ese momento el jugador que estaba tocando el instrumento que ahora toca Antón Pirulero, tiene que dejar de tocarlo y comenzar a darse golpecitos en el mentón. Si no lo hace porque no estaba atento al juego o porque se confunde al hacer el cambio, pierde y debe pagar una prenda. 

3. RECUPERAR LAS PRENDAS. Cuando todo el mundo ha sido eliminado se procede a imponer un "castigo" para lograr recuperar las prendas. Antón Pirulero recoge todas las prendas y elige a uno de los jugadores para que se esconda en un lugar donde no las pueda ver. A continuación, cogiendo una de las prendas pregunta a la persona que se ha escondido: "¿qué necesitas que haga el dueño de esta prenda?"; y la persona que está escondida responde lo que se le ocurra en ese momento, por ejemplo, acercarse a dar las buenas tardes a la primera persona que pase, o bailar, o cantar... Generalmente, el jugador o jugadora que se elige para indicar el tipo de castigo tiene que ser ocurrente, es decir, alguien a quien se le puedan ocurrir ideas originales, divertidas y atrevidas. 



OTRAS VERSIONES DEL JUEGO

Como en la mayoría de juegos, existen diferentes versiones. Las dos más comunes son:

1. En lugar de elegir un instrumento musical se elige un oficio. Ésta es la variante más extendida. ;)

2. Descubrir quién es Antón Pirulero. Uno de los jugadores deberá apartarse lo suficiente de los demás como para no escuchar lo que están decidiendo: quién será en este turno Antón. Se dará una señal y el jugador que había sido apartado se coloca en el centro del círculo para tratar de averiguar quién es Antón. En esta ocasión, Antón no se toca la barbilla sino que, al ritmo de su canción, deberá hacer gestos como si tocara diferentes instrumentos, que irán variando constantemente. Los restantes jugadores y jugadoras le irán observando disimuladamente e imitando sus gestos. Si lo descubre, quien hacía de Antón será la persona que se separe del grupo para intentar descubrir al nuevo Antón.


¡Ahora a cantar y a divertirse!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada